THAAD en Corea del Sur causa una nueva «guerra fría» | Вперед

THAAD en Corea del Sur causa una nueva «guerra fría»

1493293548_099c02f2ebb0c3b514d7c4473a76683a
Los propietarios de la Casa Blanca y el Pentágono explican que el despliegue de THAAD en Corea del Sur apunta a «defender a Corea del Sur de la amenaza de Corea del Norte».

Sin embargo, es posible decir convincentemente que el complejo de sistemas de defensa antimisiles a gran altura llevó a la vista a China y Rusia, los enemigos de Estados Unidos en la región del Océano Pacífico. Es decir, debilitar las fuerzas de disuasión de estas potencias nucleares con la ayuda del «THAAD» y mantener su estatus hegemónico en esta región: este es la verdadera intención de los Estados Unidos. Mantener el estado hegemónico en el mundo es la aspiración constante del monstruo transatlántico.

Después del final de la Guerra Fría, Estados Unidos comenzó a planear establecer un sistema global de defensa contra misiles con su centro en la parte continental de América y con dos «alas», una en Europa y otra en la región de Asia-Pacífico. En Europa, Estados Unidos ya puso en funcionamiento un complejo de sistemas de defensa antimisiles establecido en la parte sur de Rumanía y el norte de Polonia, y está acelerando su creación. La cantidad de complejos de sistemas de defensa antimisiles estadounidenses en Europa continuará aumentando. Dichos sistemas de defensa antimisiles en Europa apuntan a debilitar las capacidades estratégicas de Rusia. No es un secreto.

Los Estados Unidos también están tratando de instalar sistemas de defensa antimisiles en la región del Océano Pacífico. La ubicación de THAAD en Corea del Sur es solo una parte del sistema de defensa antimisiles estadounidense en la zona. La posibilidad de su ubicación en Japón y otros países es obvia. Al mismo tiempo, no se puede excluir la posibilidad de que los Estados Unidos fabriquen una OTAN de tipo asiático en esta región de países: sus satélites.

Se dicta la necesidad de prestar atención a los pretextos comunes para el despliegue de sistemas de defensa antimisiles estadounidenses en dos partes del continente euroasiático. Significa que en Europa difundieron la «versión sobre la amenaza de Irán», y en el Pacífico se realiza el mismo patrón sobre la «versión absurda de la amenaza de Corea del Norte». Esos intentos frívolos de los Estados Unidos ya no pueden convencer a la comunidad internacional.

Un colaborador científico del Centro de Estudios de Corea sobre las cuestiones del Lejano Oriente perteneciente la Academia Rusa de Ciencias ha revelado así: que el despliegue por parte de EEUU de los THAAD en Corea del Sur tiene como objetivo responder a Corea del Norte es sólo una excusa, pero que en realidad está dirigido a interceptar los  misiles balísticos chinos y rusos. Los THAAD operan a una altura de más de 50 km, y estos sistemas están diseñados para interceptar ICBM. Si Corea del Norte decide utilizar armas nucleares contra Corea del Sur, no aplicará el ICBM, tan sólo los misiles de corto alcance. En consecuencia, el propio THAAD no puede proporcionar a Corea del Sur una garantía de seguridad.

El Ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, en una entrevista que tuvo lugar en Munich, comentó que el radio de THAAD y en particular el localizador «X-Band» alcanza la profundidad del continente asiático y a una parte sensiblemente de la península de Corea. Además puede alterar directamente la seguridad estratégica y los intereses no sólo de China, sino también de otros países de la región.

Incluso los expertos de Estados Unidos, por no mencionar el chino y ruso, tienen en cuenta que el establecimiento de THAAD en Corea del Sur no ayudará a mejorar la situación en la Península Coreana, por el contrario, exacerban los conflictos, causará una nueva confrontación y dará lugar a un gran desprendimiento del sistema de seguridad actual esta región.

Está claro que el despliegue en Corea del Sur traerá una nueva «guerra fría» en el planeta y encenderá la mecha de la carrera armamentista.

La nueva «guerra fría» y la carrera de armamentos diferirán de la primera, limitada solo en el marco de los Estados Unidos y la antigua URSS. Rusia y China librarán la guerra en un lado, en el otro: Estados Unidos, Corea del Sur y Japón. Esto tendrá un impacto más serio en la paz y la seguridad en el planeta, y causará enormes obstáculos al desarrollo económico del mundo.

Probablemente, EEUU piensa: si simplemente se ocultan detrás del escudo habiendo ganado una superioridad estratégica con habilidades ofensivas y defensivas, podrá amenazar por completo a cualquier enemigo sin verse expuestos a ninguna amenaza. ¿Es THAAD capaz de proteger por completo la seguridad de los Estados Unidos?

En el mundo no existe tal espada capaz de penetrar nada, y tampoco hay un escudo indestructible. La historia mundial del desarrollo de las armas, podemos decir, es la historia de la confrontación mutua y la coexistencia mutua de la espada y el escudo. THAAD no puede cambiar esta ley. De hecho, China y Rusia están avanzando hacia medidas activas para responder al despliegue de éstos. Lo que THAAD puede hacer es solo el nacimiento de una nueva guerra fría y una carrera armamentista en el mundo.

Servicio de prensa de la embajada de la RPDC en Rusia

ЧИТАЙТЕ ТАКЖЕ...

Добавить комментарий

Ваш e-mail не будет опубликован. Обязательные поля помечены *