«El bloqueo de Cuba continúa y se aplica con toda la severidad de la ley» | Вперед

«El bloqueo de Cuba continúa y se aplica con toda la severidad de la ley»

IMG_20171111_210114
Del informe de Cuba sobre la Resolución 71/5 de la Asamblea General de las Naciones Unidas «Necesidad de poner fin al embargo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos contra Cuba», 2017.

El bloqueo económico, comercial y financiero de Cuba por el gobierno de los Estados Unidos continúa operando, causando daños al pueblo cubano y bloqueando el desarrollo económico. El propósito de este informe es resumir las consecuencias negativas de la aplicación de esta política en el período de abril de 2016 a junio de 2017.

El presidente de los Estados Unidos de América, Donald Trump, firmó el 16 de junio de 2017 el «Memorando Presidencial de Seguridad Nacional sobre el fortalecimiento de la política de los Estados Unidos hacia Cuba». La presente directiva presidencial establece una nueva política donde uno de cuyos principales objetivos es endurecer el bloqueo de Cuba.

Con este fin, el presidente Trump anunció nuevas medidas coercitivas contra Cuba y abolió algunas de las medidas adoptadas por Barack Obama que modificaron la aplicación de ciertas disposiciones del embargo sobre el turismo y el comercio. También dijo que Estados Unidos se opondría al llamado a levantar el bloqueo de Cuba en las Naciones Unidas y otros foros internacionales, lo que contradice directamente la posición de la abrumadora mayoría que compone la comunidad mundial, la opinión del público y amplios sectores de la sociedad estadounidense. Trump también abolió la directiva de política presidencial «Normalización de las relaciones entre los Estados Unidos de América y Cuba», publicada por el presidente Obama el 14 de octubre de 2016, la cual reconoció que el bloqueo es una política obsoleta y está sujeta a cancelación.

El bloqueo de Cuba continúa y se aplica con toda la severidad de la ley.

Durante el período considerado en este informe, la política financiera y extraterritorial del bloqueo siguió endureciéndose. Esta situación comenzó a deteriorarse en el período de la administración Obama, como lo demuestran las sanciones que han recibido las empresas extranjeras con vínculos comerciales con Cuba, la negativa de los bancos e instituciones financieras extranjeras para llevar a cabo transacciones financieras con Cuba debido al temor de ser sometido a sanciones y la persecución de las transacciones financieras internacionales cubanas.

A pesar del anuncio del Departamento de Hacienda de Estados Unidos del 15 de marzo 2016, donde a Cuba se le permite utilizar el dólar en sus transacciones financieras internacionales, así como la posibilidad de conceder préstamos por los bancos estadounidenses a empresas cubanas importadoras de productos estadounidenses autorizados; Cuba no logró hasta la fecha realizar alguna transacción financiera internacional importante en esa moneda. El crecimiento de una retórica agresiva dirigida contra nuestro país y las medidas anunciadas el 16 de junio de 2017 generan aún más desconfianza y dudas entre las instituciones financieras y los proveedores estadounidenses por temor a ser penalizados por las relaciones con Cuba.

El informe muestra que el bloqueo económico, comercial y financiero de Cuba es el principal obstáculo para la aplicación del Plan Nacional para el desarrollo económico y social del país. También perjudica el desarrollo de todas las potencialidades de la economía cubana en su conjunto y el bienestar del pueblo cubano, así como las relaciones económicas, comerciales y financieras de Cuba con los Estados Unidos de América, más otros países del mundo. Este documento proporciona una serie de ejemplos que ilustran el daño económico y social causado al pueblo cubano durante el período bajo revisión como resultado de la aplicación del bloqueo.

El informe explica la limitación de medidas tomadas por la administración Obama en los últimos dos años de su mandato como presidente.

El daño causado al pueblo cubano, debido a la aplicación del bloqueo cubano durante casi sesenta años, teniendo en cuenta la depreciación del dólar en relación con el valor del oro en el mercado internacional asciende a 822 280 millones de dólares. El valor presente del daño causado por el bloqueo supera los 130 873,6 mil millones de dólares estadounidenses.

Para el período considerado en este informe, el daño causado a Cuba como resultado del bloqueo es de US $ 4,305.4 mil millones. Si miramos esta figura en perspectiva, de acuerdo con las estimaciones del Ministerio de Economía y Planificación de Cuba para lograr el deseado desarrollo económico, el país debería atraer anualmente inversiones extranjeras directas por valor de 2 a 2.5 mil millones de dólares. En otras palabras, como resultado del bloqueo, Cuba gasta aproximadamente el doble de lo necesario para desarrollar plenamente su economía.

El bloqueo sigue siendo una violación masiva, flagrante y sistemática de los derechos del pueblo cubano y se considera como un acto de genocidio en virtud de la Convención de Ginebra sobre la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio de 1948. El bloqueo impide la cooperación internacional.

La aplicación por los Estados Unidos de América de 25 resoluciones adoptadas por la comunidad internacional en la Asamblea General de las Naciones Unidas, cuyos Estados miembros exigen el fin de esta política absurda y un levantamiento unilateral e incondicional del bloqueo, es urgente.

Los bloqueos de Cuba deben cesar, de una vez por todas.

ЧИТАЙТЕ ТАКЖЕ...

Добавить комментарий

Ваш e-mail не будет опубликован. Обязательные поля помечены *